lunes, 4 de julio de 2016

¡Libros gratis!

Vale, ahora que tengo vuestra atención, desempolvo un poco esto para deciros que Obsesión por la lectura, Ciudad de libros y Happiness life estan haciendo un sorteo de libros. Podéis entrar en cualquiera de estos blogs y participar. Si vivís en España teneis que participar en la modalidad
nacional y, en caso de ganar, recibiréis el premio en papel. Si vivís fuera podéis participar en la modalidad internacional y optar a la versión digital o, en caso de que conozcáis a alguien que viva en España, podéis participar en la versión nacional y que alguien recoja vuestro premio y os lo envie.
Solo teneis que hacer un par de clicks, para recibir uno de los 13 packs. No mucho más.
Empezó el 20 de junio y terminará el 21 de este mes. Daros prisa!
Yo ya lo he hecho en Ciudad de los Libros.
Aquí os dejo las bases del concurso, que también están en este blog, por si os entra la curiosidad pero os da pereza. Para que veáis que no cuesta nada y son ¡libros gratis!

  1. El sorteo comienza el día 20 de JUNIO y acabará el día 21 de Julio. El día 22 daremos los resultados del sorteo.
  2. ES OBLIGATORIO SEGUIR ESTOS BLOGS: Ciudad de los LibrosObsesión por la lectura y Happiness Life. 
  3. Hay dos formularios, uno NACIONAL otro INTERNACIONAL. Los premios de España son ejemplares en papel. en cambio para INTERNACIONAL serán en formato Digital (Si alguna tiene familia en España y os puede recoger el premio podéis participar para los ejemplares en papel).
  4. Cuantos más pasos rellenéis del formulario, más posibilidades tenéis de ganar.
  5. Si eres de España, no participes en el sorteo INTERNACIONAL, por favor, dejemos esos premios a las personas que no tienen la oportunidad de tener el ejemplar en papel.
  6. PARA AQUELLAS PERSONAS QUE NO TIENEN BLOG: pueden dejar un pantallazo, el perfil de google, decirnos con que nombre sigue el blog o cualquier cosa que se pueda demostrar que sigue los blogs. No nos hacemos cargo de pérdidas, daños o extravíos del premio y los paquetes una vez que haya sido enviado. Serán enviados por la misma editorial.

viernes, 31 de enero de 2014

Hoy me pongo cursi

Hoy soy feliz. Estoy de subidón. He terminado los exámenes, por fin, y encima ayer supe que ¡he aprobado el noken 4! Lo que me pone tan contenta es sobretodo la última parte, y es que pensaba que había suspendido, pero no. Cuando lo vi me puse a chillar como una loca y se lo conté a mis amigas de la academia, luego a los compañeros de la universidad y finalmente amigos cercanos y familiares varios. Entonces fue cuando quise contárselo a alguien... especial (eufemismo al canto) y me quedé helada, como en blanco, porque quería decírselo pero es un chico que se agobia muy fácilmente y no quería que supiera que aun hay algo por aquí dentro que se me remueve cuando pienso en él. Total que decidí ponerlo en el estado del face y a los dos segundos ya me lo había comentado. Me puse muy contenta y quería responderle, pero no lo hice, sólo puse un me gusta.
Me da rabia que este juego tenga que funcionar así. ¿Por qué tengo que pensarme tres veces qué debo decir o hacer para no chafarlo todo?¿Por qué tengo que actuar como si no me gustara?¿Por qué siempre hace lo contrario a lo que pensaba que haría?¿Para qué tanta complicación por un sentimiento tan sencillo?
Sabéis que en este sentido nunca suelo contaros nada, y mucho menos ponerme cursi. Pero necesitaba decirlo en voz alta, necesitaba decir que no entiendo a qué viene tanto meneo y tanto juego confuso sin manual de instrucciones ni árbitro ni nada.

martes, 28 de enero de 2014

El arte es arte

Tengo un pequeño gran problema: la teoría de la literatura o, más bien, lo tengo con el profesor que me la enseña. Mañana tengo examen de esta asignatura y repasando las notas del docente me he dado cuenta de que habla de la literatura como si esta fuera una ciencia exacta. No me puede vender esa idea. La filología es una ciencia, pero la literatura es un arte. Se puede analizar objetivamente (análisis retóricos), sí, pero que no lo convierta en la imagen de artificialidad fríamente calculada que me hacen aprender.
Todos sabéis que me matriculé en filología porque quiero escribir, y para ello pensé que era mejor tener una buena base. A principio de curso no me cabía duda alguna de que realmente estaba muy desfasada, que necesitaba ponerme al día con muchos libros que aún no he leído, que desconocía muchos, demasiados, campos de investigación de la ciencia del lenguaje, que tenía que afinar más en cuanto a expresión, ortografía y gramática. Sigo pensando lo mismo.
Pero por otro lado, ahora me doy cuenta que quizás el camino universitario me aleja, muchas veces demasiado, de lo que quería ir a hacer allí realmente. Veces como la de hoy. Como la que me obliga a dejar por escrito que la literatura es una ciencia y a negar toda la esencia de esta que siento dentro de mi, porque eso, a mi ciego profesor, no le vale de nada. Porque en su clase solo se puede pensar, decir y escribir como lo hace él. Las otras visiones no cuentan, son simplemente erróneas. Un ejemplo más para poder afirmar que esta es una carrera vocacional, y es que me tiene que gustar mucho lo que sea que me estén enseñado como para tragarme las pamplinas de este hombre, que no siente ni se emociona ni nada. Que solo se dedica a destrozar versos increíbles con una macabra entonación de cuento infantil, porque no entiende, no quiere ver más allá de la lógica de la retórica, y no puede comprender que el poeta no se entretuvo maquinando hipérbatones, sinó que solamente se dejó llevar por la música de la pluma al rasgar el papel.