jueves, 19 de abril de 2012

Barcino

Hoy, después de entrelazar unos cuantos versos en un cuarto de hora y hacer varias clases de sintaxi y sociolingüística, me he subido al tren para ir hasta Barcelona, mientas soltaba la pluma un rato.
Al salir del museo... TACHAAN!
La clase de latín, es decir, cuatro alumnos y la profesora, de mi escuela ha ido al Museu de la Ciutat de Barcelona, y nos hemos perdido entre piedras y guiris. Después, merienda =D. Y luego, más tren. Allí con nadie más para conversar (y es que una de la clase nos ha abandonado y se ha ido a casa con su hermana mayor) he hablado con mi profesora de latín, quien me triplica la edad, de moda, cine, bodas,... y no se como, hemos terminado hablando de braguitas de seda xd Y es que es muy maja cuando quiere.
Aunque ha sido una visita fugaz y atropellada, una vez más, Barcelona me ha parecido, pese al cemento, enorme y multicolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario