martes, 27 de noviembre de 2012

¿Viajar a Japón?¡¿Cuándo?!

Hace unos días me enteré que en la academia tres chicas iban a dar una charla sobre su experiencia en Japón!! *o*
Lógicamente, me apunté en seguida. La gracia es que fueron sin pagar apenas nada:
La primera chica sólo tuvo que pagar el billete de avión, que si, que es un pellizco, pero es que estuvo cinco días sin pagar alojamiento ni nada y luego se embarcó en un crucero como maestra voluntaria de inglés y castellano; osea, sin cobrar ni un duro. Pudo viajar durante 3 meses (los del verano) alrededor del mundo, dando clases sólo los días en que el barco se encontraba en alta mar. Y para rematarlo, el buque era completamente japonés: los pasajeros (la mayoría jubilados con dinero), las normas, los carteles, los horarios, la organización,... Era como estar en Japón sin estarlo; además, el intercambio cultural fué tremendo.
Como he resumido en un párrafo tres cuartos de hora, os dejo el enlace de Peaceboat para los interesados.

La segunda chica ha hecho dos voluntariados: el primero en 2010, y el segundo este último verano. En las dos ocasiones le han tocado pueblecitos rurales "de 4 cuatro casas y un montón de campos de arroz".
En el primero, la hicieron trabajar las tierras de gente muy mayor (cosas como quitar las malas hierbas y cortar el césped) que luego los invitaban a su casa.
En el segundo, no la hicieron trabajar de nada, más bien fué intercambio cultural por un tubo: comer tortilla de patatas después de hacer ikebana y antes de visitar el instituto del pueblo.
Son voluntariados de dos semanas, puede tocar en cualquier parte de Japón, se puede coincidir con gente de cualquier parte del mundo y se hacen las cosas que tocan según la temática que uno elija. Esta es la página a la que acudió para conocer los voluntariados en el estrangero.

La tercera chica recurrió al programa corto de una beca que le permitía asistir a un instituto japonés durante 5 semanas, el programa largo consistía en 6 meses. Estuvo en la casa de una família japonesa que la llevó a un montón de sitios y encima no pagó ni un duro! Todo corría a cuenta del gobierno nippón, y es que les encanta hacer este tipo de becas para estrangeros interesados en su tierra, lengua y costumbres. La pena es que la crisis nos pasa factura a todos, y lo que ha podido hacer esta chica durante el verano, no se podrá volver a hacer de momento. Pero bueno, yo dejo por aquí la web de la embajada y asi podréis investigar y vigilar si salen buenas oportunidades.

La directora del centro aprobechó para dar a conocer un proyecto que tiene con unos compañeros suyos de la facultad de Traducción e Interpretación, resulta que quieren montar una red de casas para acoger a estudiantes japoneses que vengan a Cataluña, y si pueden la a apliaran a nivel español. Creo que no pagarán nada, pero a mi me haría gracia poder acoger a alguien unos días. Como digo, todavía es un proyecto y la web aún está en construcción, así que cuando esté terminada os la dejaré en alguna entrada.

No se que os parece que os cuente este tipo de cosas, pero como a mi me interesa ir a Japón, y hacer voluntariados rebaja bastante el presupuesto, decidí que seria bastante interesante, igual que acoger japoneses en casa, con todo el intercambio cultural que comporta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario