domingo, 16 de diciembre de 2012

Navidad

Cuando la gente me pregunta qué opino de la navidad, suelo decir que no me gusta, que a veces llego a casi odiarla. Puede parecer un tanto duro, frío incluso, pero es la verdad.
Por navidad todos salimos a la calle a comprar regalos y caprichos, la mayoría de los cuales son innecesarios y vanales, que además quedarán en el olvido pasados unos meses. Mi punto de vista es un tanto estereotipado, lo sé, pero aunque lo intente, aunque me maraville con las decoraciones de las calles y los escaparates, aunque todo esté reluciente y hermoso, en definitiva es una fiesta que llama al consumismo de las masas incluso en tiempos como los actuales en que las familias estan tan condicionados por la crisis.
Lo gracioso es que si no regalas algo espectacular te sientes fatal. Que en mi caso no, pero conozco gente que no se puede conformar con regalar cosas simples y útiles, necesitan desembolsar cantidades de tres cifras por persona. Para mi esto no es Navidad.
La navidad en si, empezó como una fiesta cristiana que celebraba el nacimiento del salvador de sus creientes, pero ha ido evolucionando a vacaciones escolares y época en que se llenan las cajas de los comercios: la gente compra vestidos de fiesta y grandes manjares. No me gusta.
Yo no soy cristiana (aunque voy a un colegio de monjas), pero me gusta la idea de tener una "excusa" para reunir si o si a la familia una vez al año, sin embargo todo el año está lleno de excusas que no aprovechamos y siempre hay algún tio o primo un poco golfo que se escaquea de la comida o cena familiar. De la navidad me gusta el sentimiento solidario que domina a la gente y promueve campañas de recogida de ropa, comida y juguetes, aunque este debería permanecer todo el año. Me gusta decorar la clase (parece increíble que este sea el último año que lo haré), hacer el amigo invisible, cantar canciones semi-navideñas y ponernos de acuerdo para hacer el pesebre que gane el concurso del colegio. Me entretiene preparar los regalos para los demás, que si yo también hago regalos, pero son mayoritariamente hechos por mí, a no ser que sea un libro o un CD que a alguien le haga ilusión, también regalo cosas que alguien necesite de veras, una bufanda o u jersey. Nunca regalaría un iPad o un iPhone, y mucho menos si la persona que lo pide ya tiene una blackberry o que a penas pueda comprar pañales para su hijo recién nacido. Quizás mis regalos no sean los más vistosos del mundo, los que estén mejor acabados, los que queden como el mejor regalo de ese año; pero son los regalos que más ilusión me harían. No sé de otro tipo de regalos que reflejen que esa persona realmente ha pensado en ti y se ha esforzado por sacarte una sonrisa, por merecer un abrazo de los tuyos.
Hace años, que para mi la Navidad es recordar con cariño (y tal vez con un poco de amargura) a alguien que perdí; pero esté año tengo ganas de celebrar la navidad. Una navidad completamente distinta a la que celebrabamos cuando estábamos todos juntos. Quiero que a partir de ahora las navidades sean sencillas, sean reuniones, sean relajantes y que uno se limite a ser como es, que la família venga en tejanos y no vestidos con lentejuelas ceñizadas que no les dejan respirar, quiero que cantemos con los karaokes de youtube, y que nos riamos de las diez mejores meteduras de pata de los políticos.

Por cierto, felicidades a "La Marató" de tv3 que de momento llevan más de 1.800.000 de euros recaudados para la investigación de una cura contra el cáncer. Yo sumo mi granito de arena con la compra del compacto.

1 comentario:

  1. yo creo que es como cada uno se lo tome. que los comercios explotan la navidad para vender? que para los centros comerciales la navidad empieza con las rebajas del corte inglés? pues que digan lo que quieran.
    yo regalo cosas modestas, dentro de mis posibilidades, y la navidad me llena de un espíritu de esperanza...no sé, es algo extraño, pero me encanta esta calidez :)
    además, la gente parece que intenta ser más amable, y eso está muy bien ^^

    a mi me encanta la navidad! ~

    ResponderEliminar