jueves, 10 de enero de 2013

Después del vendaval, llega un día que es AMOR

Ayer fue un día duro. Hay historias con las que mejor no comerse el coco. Y aunque tenía muchas ganas de escribir, no me apetecía poner un borrón pesimista al cuadrado en este blog. Mejor os cuento lo bueno:
Hoy es el cumpleaños de mi hermano, por eso hemos comido pizza :D Además me han dado la nota de un parcial y he sacado un 8'7, que es la mejor nota de mi clase. En clase de literatura [catalana] hemos estudiado los tanka, que son japoneses y ya los conocía de antes (hace medio año, más o menos, lo hicimos en la academia). Y... Más o menos ya está. Eso es lo bueno que me ha pasado en estos dos días, así que para que no quede una entrada demasiado pobre os cuelgo tres doramas, que hace mucho que no cuelgo ninguno:

Shoukoujo no seira
¿Alguna vez habeis visto La Princesita? Esta sería la versión japonesa. La niña de la colonia hindú se va a Japón en lugar de a Inglaterra y la historia es la misma. La muchacha domina el francés, cuenta cuentos como nadie, es extremadamente amabla y cariñosa y termina fregando suelos cuando se teme que haya su família haya perdido la fortuna de la que gozaban.
Me gusta mucho la película así que la versión en dorama japonés también me gustó, además se toman alguna que otra libertad literaria.

Romeo and Juliet
Hacía tiempo que tenía la renombrada tragedia de Shakespeare en la estantería esperando a que la estrenara y nunca encontraba el momento, hasta que vi esta película (para eso si que tenía tiempo) y me entró ganas de leerla.
Trata sobre las vueltas que da la vida, de lo fuerte que puede ser el amor si es puro y verdadero. Es más dulce que un pastel de nata con tres toneladas de azúcar de más y me gustó muchísimo. Hay muchos paralelismos con la obra original y la evolución de la opinión de Juri respecto al amor me parece tan real, tan actual y el giro es tan...Me gustó muchísmo: esto es un Must Watch.

Devil Beside you
Vale, esta es trampa. NO es japonesa, sino china pero me gustó mucho es un poco más lanzada que las típicas series japonesas en las que darse la mano es casi una propuesta seria. Acostumbrada a la fonética japonesa el idioma chino se me hizo un tanto estraño al principio, pero es culebrón bastante cuco.


Ah! Si, si, si! Otra cosa buena! He descubierto que una de mis compañeras de japonés también está como loca con los doramas. Es que normalmente la gente se inclina más por los animes o el manga, asi que estoy muy contenta de poder comentar con alguien los que voy viendo. Además le he pasado el URL del blog, asi podrá ver los que yo he visto y ella todavía no, asi como recomendarme otros.
Y más cosas de la academia: las cartas que enviamos a Kyoto ya han llegado ! Qué ilusión!

No hay comentarios:

Publicar un comentario