martes, 5 de marzo de 2013

Qué desastre...

Qué desastre gente... Casi no he subido nada durante febrero. Me he podido mantener más o menos al día: el carnaval de Anna, la aventuras parisinas de Mizu, los maravillosos apuntes de Subaru,... Pero subir lo que es subir poco.
Veréis es que ha sido un mes muy ajetreado. Para empezar, el día uno mi madre le pidió el divorcio a mi padre y entre unas cosas y otras ha sido un mes movidito, principalmente por esa razón. O más bien, por lo que ha desencadenado todo eso.
Por mi no os preocupéis, estoy bien. Creo que es la decisión más acertada para que ambos puedan ser felices de una maldita vez y que yo y mi hermano podamos tener un poco de tranquilidad.
No hace falta decir que cada casa es un mundo, pero que queréis que os diga, a mi esto no me parece normal. No me refiero al divorcio, yo lo apoyo, sino a todo lo que implica: si dos personas ya no se quieren, cortan, y no tendría que ser más complicado por el mero hecho de que se tienen que firmar unos cuantos papeles para hacerlo oficial, total, cuando tienes quince años lo publicas en el face, el tuenti, el twitter y no sé que más habrán inventado. Yo no encuentro la diferencia.
Sin embargo, el proceso de divorcio es la excusa que tienen los padres de comportarse como niños y tirarse de los pelos discutiendo de quien es cada juguete y de quien estaba antes.
También flipé mucho cuando mi madre se puso a llorar (mm... fue ella quien pidió el divorcio) porque cree que se va a quedar sola pa' los restos y que no vamos a salir adelante y no sé cuantas más películas se ha montado. Y mi hermano, más infantil que nunca y a la vez más responsable: está de un bipolar.
Y es que claro, yo vengo aquí, después de un mes, os suelto este cuento y no acabais de pillar lo que quiero contar, pero es que no digo ni la mitad de lo que tendría que decir porque esta mes ha dado para tanto... Y luego está el tema de la autocensura, un concepto que me he inventado, es algo absurdo, se trata de la aplicación en versión light de lo que dijo Subaru de poner límites; pues bien, yo los pongo justo en donde empieza el mal rollo, no sea que se me vaya a deprimir nadie.
Bueno, pues con todo este panorama, me he dedicado a repartir currículums, hacer trabajitos, aprobar la segunda evaluación, animar a mi madre, hacer reaccionar a mi hermano, hablar mucho con su novia, hacer la colada, la comida, la limpieza y la compra, y escribir. No para el blog, eso salta a la vista, sinó para mi; bueno, para un concurso. El plazo es en un mes y medio, creo que lo voy a conseguir, pero claro tengo que organizarme mucho y sacar mucha energía a flote para que no se unda el barco.
A si, y en medio de todo este lío, para empezar bien el marzo se nos ha echado encima el acabóse, mi madre está enferma, y como no está acostumbrada, pues la mujer no se está quieta y se queja como una niña de tres años que no quiere terminarse la sopa. Y llora porque le duele la cabeza (y solo tiene unas décimas). Y eso que mañana pasado tiene una entrevista de trabajo, y no sé como nos lo vamos a montar. Ya se me ocurrirá algo. Me siento como Tarou en Yamada Tarou Monogatari. Bueno, vale, quizá exagero un poco.
Que hablando de doramas. No he podido ver muchos, pero los que si he podido están muy bien, ya si eso, cuando pueda subiré algunas reseñas. También tengo otro montón de temas para subir entradas y muchas ideas nuevas, pero claro el día solo tiene veinticuatro horas, y yo solo dos manos.
Me da rábia porque para febrero había pensado cosas muy chulas pero no ha podido ser.
Bueno, ya sabéis (a medias) porque no subo nada. Si es que no tengo tiempo de aburrirme para nada. No tengo tiempo ni de pasarme por youtube a ver a mis vloggers favoritos (killing me soflty...) y el twitter... Telarañas le van a salir.
La verdad, no puedo prometer nada, porque no sé cuanto tardaran en acostumbrarse a esta nueva situación y quitarme un poco de trabajo de encima (es que si yo tampoco hiciese nada, viviriamos en una pocilga y comeríamos pelusas x3).
Hasta.. pronto (?)

P.D.: Esta entrada no está ni redactada, he ido escribindo lo que iba pensando. Me disculpo por possibles lesiones oculares y por haberme comido palabras :)

3 comentarios:

  1. Siento mucho todo lo que está pasando, de verdad. :( ¡Muchísimo ánimo! A ver si todo se estabiliza... Un abrazo enorme, guapa.

    ResponderEliminar
  2. Sólo puedo decirte que ánimo con toda esta situación!

    ResponderEliminar