viernes, 31 de enero de 2014

Hoy me pongo cursi

Hoy soy feliz. Estoy de subidón. He terminado los exámenes, por fin, y encima ayer supe que ¡he aprobado el noken 4! Lo que me pone tan contenta es sobretodo la última parte, y es que pensaba que había suspendido, pero no. Cuando lo vi me puse a chillar como una loca y se lo conté a mis amigas de la academia, luego a los compañeros de la universidad y finalmente amigos cercanos y familiares varios. Entonces fue cuando quise contárselo a alguien... especial (eufemismo al canto) y me quedé helada, como en blanco, porque quería decírselo pero es un chico que se agobia muy fácilmente y no quería que supiera que aun hay algo por aquí dentro que se me remueve cuando pienso en él. Total que decidí ponerlo en el estado del face y a los dos segundos ya me lo había comentado. Me puse muy contenta y quería responderle, pero no lo hice, sólo puse un me gusta.
Me da rabia que este juego tenga que funcionar así. ¿Por qué tengo que pensarme tres veces qué debo decir o hacer para no chafarlo todo?¿Por qué tengo que actuar como si no me gustara?¿Por qué siempre hace lo contrario a lo que pensaba que haría?¿Para qué tanta complicación por un sentimiento tan sencillo?
Sabéis que en este sentido nunca suelo contaros nada, y mucho menos ponerme cursi. Pero necesitaba decirlo en voz alta, necesitaba decir que no entiendo a qué viene tanto meneo y tanto juego confuso sin manual de instrucciones ni árbitro ni nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario